¿Cómo se transforma la inspiración en un libro? Parte I

Bienvenidos a otro artículo dedicado a la Inspiración, sus verdades y mentiras, sus problemáticas y la forma de «controlarla». Ya tenemos 2 artículos sobre lo que NO es la inspiración y sobre cómo los «leños» de la disciplina, la constancia, la apreciación a otras obras, y otros «leños» más, son los que mantienen encendida a la inspiración y son la garantía de una obra terminada. De cualquier forma lo vuelvo a repetir por si acaso y también porque no esta de más recordárnoslo: La inspiración 1)no es la verdadera responsable de que un autor acabe su obra, pero sin duda 2)es un fueguecito al que hay que alimentar y saber controlar (que no se apague pero que tampoco irradie al grado de que las ideas se vuelvan más importantes que el trabajo duro).

Pero, como había prometido también, no es mi deseo quedarme en la teoría sino ofrecer ejemplos que refieran un poco más de lo que estuve hablando en el artículo pasado. Entonces, así cómo ya pueden leer los chispazos que iniciaron las ideas preliminares de Vivir de Sueños, quiero hacer ahora la aplicación del segundo artículo: Los «leños» que mantuvieron y han mantenido encendido a ese fuego original. En otras palabras, quiero dejarles el PROCESO de creación-escritura-corrección-edición-publicación que ha tenido la novela. El proceso que lo convirtió de ser meras anotaciones en mis servilletas (miento, siempre he usado una libreta de notas especialmente para la novela) hasta el libro hecho y derecho que mucho de ustedes ya tienen en sus manos.

Así que, ¿cómo se pasa de la inspiración a un libro publicado? Estos son los pasos de una novela: Vivir de Sueños (y la trilogía, Un Plan Mayor)


El Proceso de origen, creación y publicación de Vivir de Sueños

Paso 1: La inspiración.

El primer chispazo, una idea que nace con preguntas

Este paso tiene más detalles y explicaciones en el artículo sobre el origen de Vivir de Sueños. El gusto creciente por el patinaje artístico, el deseo de conocer más a fondo sobre competencias, figuras del patinaje, los detalles técnicos y artísticos, hasta pasar a preguntarme:¿Qué puede motivar a un patinador a caer en el hielo y levantarse inmediatamente como si nada le hubiera pasado? ¿Y cual es la probabilidad de que un patinador no pueda levantarse más no solo en el hielo sino en su vida personal? Estas dos preguntas hicieron nacer al primer personaje de Vivir de Sueños, Erwin Schmidt, y con él inició el paso 2 de este proceso.

¿Qué hizo nacer a las historias o a los proyectos con los que sueñas? Entender bien eso es esencial para que la chispa abstracta de la inspiración llegue a buen punto y se convierta en un fuego estable.

Evgenia Medvedeva, 2019 – Particularmente, no es mi patinadora favorita (aunque su habilidad y tenacidad es innegable). Sin embargo, esta imagen en la que, más allá del desempeño, arte y deporte, lo que vemos es a una patinadora caída y que sí… Se levantará a continuar su rutina. Este tipo de imágenes fueron el germen de Vivir de Sueños y todo Un Plan Mayor.

Paso 2: Los personajes.

Leños de vida + Motivación decisiva = La clave para una novela que conecte con el lector

«¿Estas diciendo que creaste primero a los personajes en vez de diseñar la trama?» En efecto. Antes de siquiera pensar en el gran final de una historia, o en el tipo de narrador, la estructura del relato, el tiempo… En fin, los detalles técnicos de una obra, primero tenemos que pensar en las figuras que MOVERÁN esa novela. Una novela no importa por sus hechos, sino por la conexión que hacemos con los personajes.  Por esa razón, lo más importante para un autor es CONOCER MUY BIEN a sus «chicos». Incluso si hay cosas de su vida que el lector nunca sabrá, el autor debe saberlas, pues sólo conociendo perfectamente a un personaje, puedes sabe sus motivaciones o lo que impulsa sus pensamientos, actos y decisiones. Y sólo así, una novela no sólo contendrá hechos «impactantes» sino actantes casi reales que se quedarán en el corazón de un lector.

A continuación, te comparto (por si aún no les la novela) a los personajes de Vivir de Sueños. Junto a ellos también resumo, sin spoilers, sus motivaciones, o en otras palabras, las razones que mueven sus acciones. Los he dejado en orden de aparición, sin ninguna relevancia en su posición.

  • Erwin Schmidt – Recuperar la casa de sus padres (y no volver nunca al patinaje)
  • Mikhail Luttenberger – Obtener los resultados de su trabajo duro en el patinaje
  • Stephen Bookham – Recuperar su posición como patinador individual por un deseo oculto que lo impulsa.
  • Jael Keller – Descubrir si su sueño por patinar puede hacerse realidad, cueste lo que cueste.
  • Olive Bariut – Usar a la música para darle honor a su familia de sangre y jazz (y ahora a sus nuevos patinadores)
  • Vidhi Sharma y Melek Bariut – (por el momento parecen tener las mismas motivaciones) Obtener resultados de su trabajo como coaches en Rusia y romper estereotipos de raza y origen (una de ellos es de la India y el otro es Sirio).
  • Anna Grekova – Salir del mundo del patinaje al que parece atada por alguna razón.

Todos estos personajes poseen cualidades y rasgos diferentes, que moldean sus motivaciones para darles matices diferentes y muy personales. Aunque todos tengan relación con el patinaje, no están allí por las mismas razones. Pueden compartir la pista, pero son justamente los rasgos interiores los que crearán más problemáticas entre ellos. Conocer sus motivaciones fue la clave para saber cómo reaccionarían en las diversas circunstancias que les esperaban. Y su vez, amplió mi rango de visión para ver sus contextos, historias de vida, gustos, intereses, defectos… ¡Todo!

Lo cual me lleva al siguiente punto…


Paso 3: El contexto.

Leños de investigación, detalles, percepción

Por supuesto, un personaje es algo más detallado que sólo una causa o motivación. Posee una vida social, contexto cultural, idioma, identidad física y emocional. Y una novela también tiene más que personajes, hay un contexto general e histórico, además de la realidad externa donde se desenvolverá la trama. En el caso de Vivir de Sueños cada personaje tiene un origen diferente. Erwin Schmidt es suizo-alemán, Stephen Bookham es británico, Olive Bariut, Siria, Anna Grekova de la Rusia Oriental, etc. Esto tiene una justificación veraz y es que en el mundo del patinaje no existe un solo país, ni siquiera un continente, que domine el hielo. La diversidad internacional es sorprendente y muy buena, pues dota al patinaje de mucha versatilidad y originalidad. Desde luego, hay una predominancia notable, dependiendo la disciplina que se esté mirando (en varones, los rusos y japoneses, por ejemplo; en danza sobre hielo, los canadienses e italianos, etc). Esto también se hace notar en Vivir de Sueños.

Para poder manifestarlo, fue necesario hacer una investigación minuciosa sobre el contexto cultural de CADA personaje, la relación del patinaje en esos países, las tradiciones, los idiomas y acentos, los conflictos entre cada nación (hay una buena razón para que Stephen sea británico y su mayor rival un alemán). Y también fue necesaria una investigación al reglamente de la ISU (Internacional Skating Union) que tiene su versión ficción al en Vivir de Sueños: la UIP o Union Internacional de Patinadores. No bastaba con gustar del patinaje y ver una que otra competencia, para escribir Un Plan Mayor tenía que conocer muy bien el origen del patinaje sobre hielo como deporte oficial; sus disciplinas (son 6, no sólo 4); sus normas, restricciones, causas de vetaje y censura; las competencias, sus nombres y requisitos e inscripción; los premios monetarios (sí, los patinadores no patinan por amor al arte); los patrocinadores y su influencia con el deporte; el sistema de evaluación de jueceo, los puntos, los nombres de cada elemento técnico, su valor puntuable, su dificultad…

Cuanto más leía del contexto de patinaje y cultura que cada personaje debería afrontar y rodearse, más claro se hacía ante mí quien era ese «patinador» o «profesora de danza» o «coach», entre los otros títulos que cada uno puede ostentar. La investigación de contexto no debe ser sólo una pincelada en nuestra escritura, sino una verdadera inmersión a los detalles. Hoy me parece que sé más de Rusia, Alemania-Suiza, Inglaterra, Siria e India, de lo que aprendí en mis años anteriores a la novela. Contar con estudiantes de cada uno de estos países (excepto Siria) me benefició bastante a conocer a personas de cerquita que pudiera hablarme de primera mano de sus naciones, sus problemas, sus ventajas… En sus propios idiomas incluso.

De hecho, aquí va una anécdota para probar lo mucho que ayuda inspirarse pero también investigar y crear: El personaje de Stephen nació con ese nombre y esa nación (británico) gracias al único estudiante «problema» que he tenido como profesora de Español. Un sujeto realmente difícil en su forma de pedir las cosas, totalmente burlesco al idioma (tenía que aprender español por necesidad laboral no porque lo deseara) y muy orgulloso de su origen. ¿Adivinan de donde era dicho estudiante? Sí, era inglés y sí, se llamaba STEPHEN. Su actitud engreída y poco participativa me dejó tantas veces con ganas de sacarlo de clase (aunque nunca lo hice) que semanas después lloraba por sentirme enojada conmigo misma por permitir tales actitudes. Ahora que lo veo en retrospectiva, es probable que mi única forma de «desahogarme» fuera la de escribir mi propia versión de un estudiante (de patinaje y danza) fastidioso, y darle un giro de tuerca del que hasta yo me sorprendí. Sobra decir que Stephen Bookham ya no se parece del todo al Stephen «original» de mi salón de ELE, o eso espero.


Paso 4: La estructura.

El leño de la planificación

Una vez que los personajes están visualizados y diseñados (vale la pena escribir sus biografías y te ahorrará muchos enredos); y una vez definido y bien reconocido el contexto (patinaje, cultura, historia…), entonces es momento de pensar, sí, en el fondo y la forma. Ahora no es momento de ahondar en aspectos de cronotopos, narradores, tipo de focalización y detalles de teoría literaria que son muy importantes para todo escritor (si te gustaría que ahondáramos en ello, dímelo en la sección de comentarios).

Lo que aquí si quiero aclarar es que antes de sacarle fuego al teclado de la computadora escribiendo, volví a sacarle fuego a mi pluma diseñando la ESTRUCTURA de toda la trama de Vivir de Sueños (y otra estructura más general del resto de Un Plan Mayor). Y cuando digo estructura, me refiero a un esqueleto general acontecimientos, a otro esqueleto de capítulos, a otro más de cada capítulo y a otro más de cada escena. Para hacerlo más claro puedes ver las fotos y notar que hay hojas y hojas estructurando un solo capitulo, hay incluso rediseños del mismo capitulo hasta 3 o 4 veces.

La clave para no perder la constancia en escribir es saber muy bien «a dónde» vas con la historia. Esto no significa que en algún momento los personajes (y su autonomía prediseñada) no tomarán caminos inesperados. En Vivir de Sueños me pasaron dos o tres sucesos en los que, teniendo yo la estructura de «lo que iba a pasar», el personaje tomó una decisión diferente, cambiando por completo el rumbo. Tal vez la trama superior no se vio afectada por esa autonomía de personajes, pero las sub-tramas o escenas mínimas, sí sufrían un cambio radical. La solución siempre era rediseñar la estructura de escena o capítulos, siempre dejando fluir al personaje pero conectándolo con el resto del diseño general. No sé si suena tan rebuscado como realmente es, pero, por más complejo que pueda parecer, estructurar es un pilar (leño) fundamental para tus novelas.


¿Y cuando nos ponemos a escribir?

Pareciera que todo se trata de un trabajo tras bambalinas, ¿verdad? En este punto no hemos hablado mucho de las horas de escritura, la dedicación a la corrección y ni hablar de los procesos de publicación. En realidad, escribir y tener tu libro en tus manos, es un proceso más largo de lo que pensamos. En serio, es verdaderamente largo. Y es debido a esa largura de procesos que voy a dejar en este punto esta primera parte del artículo.

Estos 4 pasos de la creación de una novela: 1)Nacimiento de una idea, 2)Personajes, 3)Investigación de contexto y 4)Estructura de trama, son los 4 leños fundamentales para mantener bien encendida esa hoguera de inspiración de tu novela. No los tomes en poco, ya sea que tu deseo sea escribir o no. Todo sueño y todo proyecto lleva tiempo, pero sobre todo, lleva pasos. No corras si debes caminar, no pienses en editoriales o los medios de publicación de tu obra si ni siquiera has comenzado a escribir o a diseñar bien tu novela. Un paso a la vez. Todo tiene su tiempo, dijo el Predicador. Hoy quizá sea tu tiempo para diseñar a tus personajes, organizar tu trama, investigar profundamente el derredor de tu historia… Hazlo, aprende, disfruta ese tiempo. Ya llegará la hora de afanarse por otros aspectos de este proceso tan errático, extenuante y emocional que es dedicarse a escribir.

Y de esos otros pasos hablaremos en la parte 2 de este artículo, la próxima semana.

¿Qué proyectos estas emprendiendo ahora? ¿Te gustaría escribir un libro o una novela? ¿En cual paso te encuentras? Te leo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close